DESPERTAR NUESTROS SENTIDOS

Nuestra vida discurre entre dos mundos: el de adentro y el de afuera, o si lo prefieren, entre el  mundo subjetivo y el objetivo. En el segundo de ellos, el de afuera, se devuelve la vida cotidiana sobre un escenario que es el propio territorio en el que vivimos, trabajamos y nos relacionamos con nuestros familiares, amigos y convecinos. El ser humano, a lo largo de la historia, ha ido transformando el escenario hasta hacerlo, en algunos casos, prácticamente irreconocible. Todos los elementos vitales han ido desapareciendo, dando como resultado  una escena carente de vida.

DSCF3225

                Al igual que la economía ha sido el motor de la transformación del lugar y del propio ser humano, en el mundo de adentro las experiencias enlazan los sentidos con nuestros sentimientos. Cuando estos sentidos se aletargan por el continuo bombardeo de estímulos sensoriales, los sentimientos de respeto y aprecio por la naturaleza y nuestros congéneres declinan de forma ostentosa. Las imágenes en constante movimiento del televisor, el frenético cambio de las pantallas del ordenador, el sonido de los móviles, el estruendoso ruido de las ciudades o el olor constante del humo de los coches anestesian nuestros sentidos y nos vuelve insensibles a todo lo que sucede a nuestro alrededor.  Para recuperar la merma capacidad sensorial que padecemos es necesario recuperar el contacto directo con la naturaleza. Solo ella pueda sanar al ser humano de su insensibilidad sensorial, emotiva y ética. En la naturaleza reside la oportunidad de lograr una vida digna, plena y rica.

LO QUE EL MAR DEVUELVE

El mar no se queda con nada. Todo lo que vertimos en él no los devuelve depositándolo en las playas. En estos días la línea norte del litoral de Ceuta ha amanecido salpicada de fuel. Se han detectado manchas de fuel desde la playa de San Amaro a las aguas de Benzú, aunque la zona más afectada es la playa de Benitez. Sobre este arenal terminaron un volumen importante de algas marinas “sazonadas” con fuel y “salteadas” con todo tipo de basura: maderas, botellas, garrafas de plásticos, envases de bebida, etc…Un plato de muy mal gusto, todo hay que decirlo. A nadie gustó. Los desinformados bañistas salían del agua con las piernas manchadas de fuel y las aves marinas flotaban sobre la superficie del mar, ajenas a las sustancias químicas que mancharían su plumaje.

DSCF3205

Es muy triste observar cómo estamos contaminando nuestro mar, ensuciando nuestros montes y destruyendo nuestros paisajes para poder mantener un nivel de consumo desaforado. Engullimos enormes cantidades de recursos naturales no renovables y generamos millones toneladas de residuos y materiales tóxicos que afectan tanto a la salud del planeta como a la de los propios seres humanos. Muchos de estos daños ambientales pasan desapercibidos, pero hay ocasiones, como las de ayer, en las que la naturaleza pone parte de de estas basuras en las puertas de nuestra casa, para así recordarnos todo el mal que le estamos provocando a ella y a nosotros mismos.

LA ARISTOCRACIA DE LA INTELIGENCIA

Nuestros monumentos,  museos, universidades, archivos y bibliotecas expresan y contienen la gracia y la sabiduría de generaciones, hechas inmutables como la piedra, para preservar todos  las experiencias sensitivas, emotivas, intelectuales y estéticas. Esto es, en definitiva, la cultura: lo mejor hecho permanente para albergar y contener lo de todos los días. Sin estas permanentes referencias culturales nos convertiríamos en esclavos de nuestras pulsiones instintivas, lo que llevaría a devorarnos unos a otros sin piedad.

DSCF4795

Los países y las ciudades donde florece la cultura son aquella en las que los ciudadanos siguen y admiran a sus mejores hombres y mujeres, ya sea en el campo de la ética, la razón o el arte. Es por tanto preciso que tengamos que aprender a dejarnos orientar por nuestros mejores hombres  y mujeres, y no por los mejores charlatanes, aduladores y mentirosos. Si hacemos esto construiremos estructuras permanentes para alcanzar el cuadrante superior de la vida plena y efectiva. La otra opción es seguir consumiendo telebasura y tomar con referentes a personajes como Belén Esteban, Paquirrín o Kiko Matamoros.