ODA AL CIELO

Ceuta, 9 de septiembre de 2016.

En estos días de poniente, con esta intensa luz, mi mirada se diluye en el monocromo color celeste. Ahora que lo miro observo a la luna en cuarto creciente. Cuando el sol y la luna brillan al unísono en la inabarcable bóveda celeste se abren de par en par la ventana de mi alma y entra en mi interior las sensaciones más excitantes y placenteras. Toda la energía del cosmos penetra en mi mundo de adentro haciendo brotar las dormidas semillas de mis sueños.

dscf6397

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *